Terapias alternativas

Dejar de fumar, vapear, chupar o mascar tabaco puede parecer un camino cuesta arriba. Cuando se vuelve frustrante, puede ser fácil buscar una solución rápida. Pero no hay una herramienta mágica que pueda tener en su mochila para allanar el camino. Dejar el tabaco implica vencer los aspectos sociales y físicos y los hábitos relacionados con la adicción a la nicotina. Los métodos nuevos de los que escucha hablar pueden funcionar para algunas personas algunas veces. Pero la combinación de un medicamento y un programa como EX funciona para más personas la mayoría de las veces.

Si quiere, explore un camino diferente o pruebe formas nuevas de dejar el tabaco. Solo sepa que es posible que no lo lleven hacia donde quiere ir. Recuerde que el equipo EX y la Comunidad EX siempre están aquí para usted. Lea más sobre algunos métodos alternativos para dejar el tabaco abajo.

  • Dejar el tabaco en seco

    “Dejar el tabaco en seco” significa dejar el tabaco de una vez. Sin medicamentos y sin reducir el consumo. Simplemente dejar el tabaco de golpe, por su cuenta. Mucha gente sigue este camino. Sin embargo, según muchos estudios, la mayoría no lo logra. El 97 % de las personas que dejan el tabaco de golpe vuelven a consumir en 6 meses.

  • Cigarrillos electrónicos

    Más información sobre los cigarrillos electrónicos

    Si ha intentado usar un medicamento (o no puede usar uno) y un programa como EX y esto no ha funcionado, el cigarrillo electrónico puede ayudarlo a dejar el tabaco. Lo más importante es dejar el tabaco por completo. Usar cigarrillos electrónicos y consumir cigarrillos normales no tiene ningún beneficio para la salud.

    Esto es lo que debe saber. Usar cigarrillos electrónicos puede hacerlo sentir como si fumara, solo que sin humo. Como no queman tabaco, son menos perjudiciales que los cigarrillos normales. Pero las sustancias químicas que tienen no son inofensivas. Es cierto que tienen menos sustancias químicas cancerígenas que los cigarrillos normales, pero nadie sabe realmente lo que contienen por la falta de normas de control de calidad. Tampoco se sabe con exactitud si sirven para dejar el tabaco. Algunos estudios indican que pueden ayudar, pero, según otros, no sirven. Como resultado, no han sido aprobados por la FDA como ayuda para dejar el tabaco. Además, muchas personas terminan siendo mucho más adictas a los cigarrillos electrónicos que lo que fueron al tabaco. Obtenga información sobre cómo dejar los cigarrillos electrónicos aquí.

  • Dejar el tabaco mediante la hipnosis

    La hipnosis es un estado similar al sueño en el que las personas están más abiertas a la sugestión. Se supone que las órdenes que escuchan cuando están bajo hipnosis pueden cambiar su conducta cuando despiertan. Es divertido verlo en la televisión. Pero según estudios científicos, no ayuda a dejar el tabaco. La nicotina cambia el funcionamiento del cerebro y puede ser demasiado fuerte para combatirla con hipnosis. Es mejor usar métodos para dejar el tabaco que la ciencia ha demostrado que realmente funcionan. Obtenga más información sobre la nicotina y el cerebro aquí.

  • Terapia con láser y acupuntura para dejar el tabaco

    Algunas personas dicen que la terapia con láser y la acupuntura pueden ayudar a dejar el tabaco. Se cree que ayudan al cuerpo a producir unas sustancias químicas, llamadas endorfinas, que disminuyen las ansias de nicotina. Pero esto no está comprobado por la ciencia. ¿Le harán daño la terapia con láser o la acupuntura? No. Pero probablemente tampoco lo ayudarán a dejar el tabaco. Y cuestan dinero.

Medicamentos para dejar el tabaco

¿Ha elegido un medicamento para dejar el tabaco? Sepa por qué los medicamentos pueden duplicar sus probabilidades de dejar el tabaco. Después, decida qué medicamentos quiere probar.