Cómo funciona la adicción a la nicotina

Consumir tabaco es más que una serie de “malos hábitos”. Es una adicción física. Así que hablemos de la adicción con seriedad.

Puede que no se dé cuenta de cómo la nicotina ha cambiado su cerebro. En los videos de abajo, el Dr. Richard Hurt, director y fundador del Centro de Dependencia de la Nicotina de Mayo Clinic, explica la naturaleza física de la adicción a la nicotina y lo poderosa que puede ser. También explica cómo los medicamentos pueden DUPLICAR sus probabilidades de dejar el tabaco y lo ayuda a elegir el más adecuado para usted.

Algunas personas no quieren tomar medicamentos para dejar el tabaco, porque piensan que es algo que deben hacer por sí mismas con su fuerza de voluntad. O bien, han probado un medicamento antes y no creen que haya funcionado.

Tomar un medicamento puede hacer que dejar el tabaco sea más llevadero y menos estresante. Y no hay que avergonzarse de usarlo. Es lo mismo que taparse una ampolla para salir a caminar y poder disfrutar del viaje y llegar a donde uno quiere.

Aspectos importantes para tener en cuenta

No hay nada de malo en probar diferentes medicamentos para dejar el tabaco hasta que encuentre el adecuado para usted. Pídale a su farmacéutico o proveedor de atención médica que lo ayude y responda las preguntas que usted tenga. Un último consejo: Como dice el Dr. Hurt en este video, siga las instrucciones del producto y use el medicamento por el plazo que le indiquen. Y lo diremos de nuevo: usar medicamentos puede DUPLICAR sus probabilidades de dejar el tabaco para siempre. Asegúrese de que formen parte de su Plan EX.

Después, considere los medicamentos para dejar el tabaco que podrían servirle y las opciones alternativas.